Aguas Calientes, la localidad más cercana a Machu Picchu, y desde donde salen los buses que te llevan a las ruinas, siempre ha sido un lugar polémico. Plagado de vendedores de cualquier cosa, de locales comerciales habilitados irregularmente, y completamente volcado a la explotación comercial de la ciudadela inca, ha estado en la mira de medios peruanos varias veces.

Ahora, la localidad ha decidido que es hora de unirse de manera más estrecha a la ciudadela inca, y pide ser llamado “Machu Picchu Pueblo”, para que de esa manera quede claro cuantos derechos tienen sobre las ruinas. Pero los mapas y los medios insisten en llamar a la localidad, simplemente, como Aguas Calientes.

Por ello, el boleto del bus que te lleva a las ruinas aclara que el lugar “era anteriormente conocido de manera equivocado como Aguas Calientes”.

Qué rápido aprenden algunos sobre branding y construcción de marcas, ¿no?

Anuncios