Al momento de escibir esto, me encuentro en Villazón. La entrada a Bolivia no ha sido la mejor, ya que nos fue imposible conseguir pasajes a Potosí; están agotados hasta mañana lunes a la tarde. La solución, bastante temeraria, es tomarnos un micro a Tupiza, una pequeña ciudad a dos horas de Villazón, desde la cual intentaremos mañana salir hacia Potosí. Esperamos conseguir un micro por la mañana, aunque la verdad es que no lo sabemos. Pasaremos la noche en Tupiza, y veremos en que momento del día podemos salir hacia Potosí.

Esta es mi cuarta entrada a Bolivia por Villazón, y la verdad es que es la segunda vez que no puedo conseguir pasajes a Potosí. La vez pasada salí hacia Tarija, pero he prometido no hacer por tercera vez ese camino, que es realmente de los más feos que he visto en mi vida, junto al de Coroico-La Paz. Mucha cornisa, mucha niebla, micros muy viejos… La primera vez que lo hice, además, el chofer iba tomando chicha. No de nuevo.

Para quienes lean este blog y no sean ni bolivianos ni argentinos, Villazón es la localidad boliviana fromteriza con La Quiaca, del lado argentino. Desde aquí se puede salir en bus hacia Potosí, La Paz, Tupiza y Tarija, y en tren hacia Oruro y Uyuni. Conseguir boletos hacia La Paz y Potosí suele ser bastante arduo y por lo general es imposible obtenerlos para el día; así que armense de paciencia, o prepárense para pasar la noche en Villazón -no hay mucho para hacer, la verdad- o Tupiza -aún no conozco, en la próxima entrada les cuento.

Hasta ahora, todo venía bastante bien. Pasamos por Purmamarca esta mañana, y la encontramos tan hermosa como siempre. Eso sí: el pueblo ha comenzado a turistificarse más, y ya se puede encontrar una infraestructura mucho más preparada para recibir a los viajeros. Claro que eso significa que los precios se han ido un poco más arriba, y los alojamientos andan entre los 40 y 80 pesos argentinos -de 13 a 26 dólares la noche, habitación doble, con baño privado. Y estaba todo agotado, en particular este fin de semana, que era el festival de Copleros, una fiesta tradicional de Purmamarca. Realmente el lugar estaba repleto de turistas y mochileros. Ya hasta hay cajero automático, y se prevé que en algunos meses ya haya sistema de cobro en línea para tarjetas de crédito y débito.

Si alguna vez tienen la suerte de visitar el norte de la Argentina, por ninguna razón se pierdan este pueblo.

Para las autoridades jujeñas: ¿nos les parece que es hora que Purmamarca tenga un mejor sistema de micros, en particular en esta época del año? Salir de pueblo se torna a veces muy difícil, y hay que hacerlo en micros repletos de personas y mochilas. Ya que cada vez la infraestructura del lugar esta mejor, va siendo hora de mejorar el transporte público.

La cabina de Internet que estoy usando ahora es realmente muuuuuuy lenta, con lo que me olvido de la posibilidad de publicar fotos por ahora. Espero hacerlo desde La Paz, en un par de días, si que es puedo conseguir boletos para llegar hasta allá…

Por cierto, acabo de cerrar los comentarios de la entrada que hablaba de la llegada de la aerolínea Gol a Buenos Aires. A pesar de que deje un aviso muy claro que no tenía nada que ver con la empresa y que no vendía pasajes, todos los comentarios me pedían precios y preguntaban si volaba a no sé qué destinos. Ahora la entrada está cerrada. Espero que no dejen comentarios en otros sitios de blog :P.

En la próxima entrada, comentarios sobre Tupiza y Potosí, espero…

Anuncios