El papel de los blogs en el entorno académico

En Crooked Timber vuelven sobre el tema de la contribución de los blogs al debate académico. Más bien la consigna es: ¿pueden los blogs revivir el debate de ideas al interior de los círculos académicos? Obviamente, este tipo de preguntas tiene algunos puntos dados por sentado. El primero, que no hay debates interesantes al interior de las universidades o publicaciones especializadas. El segundo, que como medio de difusión y circulación de información, los blogs pueden ayudar a revivir ese intercambio.

Y me temo que esas ideas son un poco ingenuas. Las causas por las cuales el debate de ideas, por ejemplo al interior de las ciencias sociales, es bastante pobre, solo se debe parcialmente al problema de la falta de circulación y difusión. Es cierto que muchas veces en congresos y jornadas los materiales que se presentan suelen ser poco interesantes, y que el hecho de que circulen, y que más gente ponga los ojos en ellos, nos puede llevar a esforzarnos más en los papers que presentemos. Pero buena parte de los problemas de la falta de trabajos relevantes tiene otras causas. Por un lado, la sobrecarga de trabajo de los docentes, en particular en esta parte del mundo. Cuando hay que manejar clases con muchos alumnos, corregir pilas de trabajos, y además tener otros trabajos para poder sostener una casa, se hace muy difícil dedicar todo el tiempo necesario para escribir teoría. En segundo lugar, esa misma falta de tiempo hace cada vez más difícil la constitución de grupos de debate y discusión. Desgraciadamente, eso impacta en la calidad de la discusión.

Hay otros motivos que también inciden. Cualquier sabe que los entornos académicos no validan sus ideas de manera “democrática” sino a través de una compleja trama de jerarquías, credenciales y decisiones políticas. El ámbito de los blogs, en ese sentido, se parece más al del periodismo, en donde hay un cierto desprecio por los títulos y credenciales, y una valorización, ante todo, de cierta capacidad práctica de resolver las cosas. Las reglas en el contexto universitario son muy diferentes, y la mera idea de creer que una herramienta como los blogs puedan impulsar el “debate igualitario” de ideas al interior de la academia me parece bastante ingenuo. Y esto sin meternos con un tema bastante evidente: la escritura de entradas en blogs no cuenta, ni remotamente, como publicación válida, algo que sigue restringido a los libros, journals y congresos. Y por ahora, va a seguir así, seguramente.

Written by: