Un par de meses atrás le pegué un palo al gobierno de la provincia argentina de Neuquén -ubicada en el sur del país- por encargarle a una universidad española la puesta en marcha de un centro de capacitación turística en la muy turística localidad de San Martín de los Andes. Mi protesta se debía a que consideraba que en esa provincia la Universidad del Comahue contaba con recursos formados que seguramente podían hacerse cargo de un emprendimiento de ese tipo a costos seguramente menores.

Pero ahora me llega, vía el newsletter de la Cámara Argentina de Turismo, esta noticia:

“En el marco de las acciones previstas en el Plan Maestro de Turismo 2003-2007 y del convenio general de colaboración suscripto el 6 de agosto de 2002, el Ministerio de Producción y Turismo de la Provincia del Neuquén y la Facultad de Turismo de la Universidad Nacional del Comahue firmaron un convenio particular de colaboración institucional con el fin de implementar un “Programa Integral de Capacitación?. El acto se realizó en el Edificio de la Subsecretaría de Turismo y contó con la presencia del Ministro de Producción y Turismo, Marcelo Fernández Dotzel, el Subsecretario de Turismo Rodolfo Dómina, la Decana de la Facultad de Turismo de la Universidad Nacional del Comahue, Lic. Adriana Otero, el Director de Comercialización Turística, Raúl Miguel, y funcionarios de las respectivas instituciones. El objetivo de dicho programa, que será instrumentado por la Subsecretaría de Turismo, consiste en fortalecer el desarrollo del turismo brindando y difundiendo conocimientos específicos que contribuyan a mejorar y fortalecer las capacidades de los diversos actores y prestadores de la actividad turística, de manera de contribuir a una mejor competitividad y calidad de cada destino turístico.
La implementación del mismo implica una cobertura de treinta localidades en el territorio de la Provincia del Neuquén, con un staff de catorce docentes de distintas áreas disciplinares y el desarrollo de un total de cuarenta y dos cursos y talleres de formación, que comenzarán a dictarse en noviembre y prevén la capacitación de aproximadamente 1.600 habitantes”.

Aún cuando no tengo demasiado en claro que temáticas incluirán estos cursos de capacitación, no puede dejar de marcar el aspecto muy positivo que implica el uso de recursos formados en la provincia de Neuquén para atender sus necesidades de planificación turística. Esperemos que no sea un proyecto aislado y que haya más planes en el futuro entre el gobierno neuquino y la Universidad del Comahue.

Anuncios