Si algo ha quedado en claro en los últimos tres años en el mundo del turismo es que las cifras de viajeros y los resultados de un año completo están sujetas a un número cada vez más relevante de circunstancias políticas y sociales. Los atentados de 2001 en New York y la crisis del SARS en Asia mandaron a pique los números de 2001 y 2002, y tuvieron un impacto muy profundo en los operadores del sector. Y otro ejemplo fue la crisis política desatada entre Estados Unidos y Francia el año pasado debido a la guerra en Irak. La noticia es un poco viejita (de marzo de este año) pero en su momento no había reparado en ella: el número de visitantes a Francia cayó un 2,6% en 2003, y pasó de 77 millones a 75 millones. ¿La razón? El descenso de más del 18% en la cantidad de turistas estadounidenses que arribaron a Francia. Y el número no es todo: los turistas estadounidenses están entre los que más gastan en Francia, con lo que el impacto se vio amplificado. Pueden ver la noticia en MSBNC News.

Anuncios