De acuerdo a un informe realizado y distribuido por la Cámara Argentina de Turismo (CAT), el sector representa el 7,7% del Producto Bruto Interno (PBI) y el 7,9% en la generación de empleo en la Argentina. De cesar todo movimiento turístico en el país, la actividad de la Industria manufacturera perdería el 5%, la construcción caería un 4%, el transporte perdería un 20% y la actividad comercial al por mayor y menor disminuiría en un 15%. Los datos difundidos por la CAT en su boletín semanal le sirven además para reforzar su pedido de que el turismo sea visto como una prioridad por el Estado. Para la realización del documento se utilizó una metodología basada en los datos provistos por las cuentas nacionales, trabajadas con la Clasificación Internacional Uniforme de las Actividades Turísticas, publicadas en la División Estadística de las Naciones Unidas.

Un dato interesante: el informe de la CAT señala que “actualmente el turismo es responsable (en Argentina) del 6,5% del total de las exportaciones (el cuarto rubro), superado coyunturalmente por otras actividades que hoy se benefician de los precios internacionales para aumentar su participación, tales los casos de los complejos cerealero y petrolero”. Si bien es cierto lo que señala de las actividades petroleras y cerealeras, hay que recordar también que el turismo se beneficia del actual costo del dólar en Argentina, que la coloca entre los países más baratos de toda América Latina. ¿Eso no puede ser visto también como parte de la coyuntura?

Anuncios