Para los argentinos, la Patagonia suele ser vista como un lugar bellísimo, de paisajes increíbles, donde la gente está casi de más. El énfasis no está puesto, en ese imaginario particular, en la diversidad cultural -como si pasa con el Norte- sino en los accidentes geográficos, los lagos, las montañas, la soledad.

Sorprendemente para quienes vivimos de este lado del mundo, muchos de los viajeros llegan con una idea de la Patagonia que pone el acento sobre las historias, las comunidades migratorias que se acentaron en la zona, y alrededor de la increíble diversidad humana de la región. Y la mayor responsabilidad de ese imaginario la tiene In Patagonia, el clásico de Bruce Chatwin. Este relato de viajes pone en primer plano las extrañas relaciones entre cultura y medio ambiente, y rescata unas notables historias donde la soledad, el riesgo y la locura se cruzan de una manera sorprendente. El libro de Chatwin se consigue en español en ediciones hechas por las editoriales Norma y Muchnik, bajo el título En la Patagonia.

Aún cuando en principio se pueda ver esta divergencia de imaginarios como algo notable, no es tan raro encontrar casos similares. La representación que los habitantes locales suelen hacerse de sus propios reductos turísticos está alimentada de representaciones muy diferentes a las que suelen consumir los turistas.

Para aquellos que quieran conocer más sobre la obra de Chatwin, hay una interesante cantidad de recursos para conocer la notable obra de este escritor viajero. Se puede empezar por la página oficial del escritor, que contiene la bibliografìa completa, más la biografía y enlaces a otros recursos. También se puede un buen artículo que resume la polémica sobre el grado de “veracidad” de los relatos de Chatwin sobre la Patagonia en esta página, y que es retomado de manera mucho más extensa en La Patagonia de Chatwin, el libro que Adrián Gimenez Hutton publicara en 1998, y del que ya hablaré más adelante. Un muy interesante análisis de la escritura nómada de Chatwin se puede ver en In Search Of The Miraculous de Nip Clapson.

Anuncios