El otro día me escribió Lucas, un arquitecto de Rosario, Argentina, que está trabajando en Vietnam, y que escribe un blog de lo más divertido sobre las peripecias del contacto intercultural cotidiano. Vale la pena que le den una mirada a Un Rosarino en Vietnam.

Anuncios