La muerte del turismo

¿Es la historia del turismo una forma de acercarse a los cambios en el régimen de acumulación y consumo que se han ido sucediendo en el capitalismo? Para los sociólogos ingleses Lash y Urry esto es perfectamente posible. A las formas organizadas de la primera etapa del capitalismo, le correspondió un tipo específico de ocio. Las vacaciones se tomaban en períodos claramente establecidos y delimitados en el tiempo, y dependían de las regulaciones del mercado laboral. La experiencia turística, además, era una esfera claramente separada de la vida cotidiana; los significados construidos en el viaje y el ocio diferían de las representaciones habituales de nuestro entorno diario.

Pero para Lash y Urry, la experiencia cotidiana está cada vez más estetizada, y nuestro consumo cada vez está más cautivo del diseño de cualquier objeto. El planteo aquí es que la experiencia turística cada vez está menos diferenciada de la que tenemos todos los días, y que eso llevará, en el fondo, a la muerte del turismo como esfera separada de experiencias. Para hacerlo breve: en la actualidad somos turistas todo el tiempo, y nos la pasamos viajando a través de imágenes en los medios y del diseño de nuestras experiencias cotidianas. Y la creciente desregulación del mercado laboral y el cambio en las pautas de consumo se pueden ver en el turismo, bajo las forma de período de ocio más cortos pero ubicados varias veces al año, y en la decadencia de los paquetes de viajes y otras formas muy organizadas de turismo.

Mi impresión es que Lash y Urry llevan las cosas demasiado lejos. Establecer que la experiencia del viaje ya no difiere de la que tenemos en la vida cotidiana es bastante temerario. Si como analistas debemos partir del sentido común de los actores sociales, veremos que éstos siguen separando claramente ambos tipos de experiencia. Esto es: las prácticas que ejecutan en cada entorno son distintas, aún cuando podamos establecer que cada vez hay más puentes de comunicación entre ellas.

De todos modos, la hipótesis de la “estetización de la vida cotidiana” -que Lash y Urry toman de Featherstone- es lo suficientemente interesante como para que la retomemos más adelante en nuevas entradas. Sobre todo ahora que el libro de Featherstone tiene edición en español.

Bibliografía

Lash, Scott y John Urry (1998) “Movilidad, modernidad y lugar? en Economías de Signos y Espacio. Sobre el capitalismo de la posorganización. Buenos Aires Amorrortu.

Written by: