Perón y Evita, dos destinos cruzados por los colores de la patria

A diferencia de la obra de fotógrafos que hacen un culto del blanco y negro, Marcos López más bien representa el otro extremo: el que apela al exceso de color para construir imágenes chocantes, que son imposibles de ser ignoradas.

Ya sea mediante una escenificación montada sobre la yuxtaposición de elementos que hacen al imaginario de lo “argentino” -el asado, los autos de fabricación nacional como el Torino y el Falcon, Evita y Perón- o simplemente a partir de aprovechar el color rabioso de los paisajes urbanos y suburbanos, López construye una obra de notable unidad estilística. La foto que abre su sitio, una representación que rememora la Última Cena en versión asado, es toda una declaración de principios: en esta colorinchera patria, desde Jesús a Perón pueden salir a pasear en un Fiat 600, y festejar los goles de Argentina.

Las fotos de Marcos López, y su extenso currículum, se pueden ver en su [url=http://www.marcoslopez.com]sitio oficial[/url]. Aunque tal vez quien desarrolló la página pudo haber puesto alguna foto un poco más grande; a veces, son demasiado pequeñas para observarlas con detenimiento.

Anuncios