Un poco de historia

Cuando el año pasado me senté a pensar los contenidos del tercer seminario de Comunicación, Viajes y Representaciones Sociales, uno de los objetivos era trabajar el tema de la constitución histórica del turismo. Mi impresión era que había puesto poco énfasis en esa parte en cursos anteriores. Por lo general, el turismo ha sido descripto de manera bastante eurocéntrica; sus orígenes siempre son localizados en esa región del mundo. Esto, porque algunas de las formas modernas relacionadas con la actividad -los paquetes de viajes, la constitución de agencias, la formación de recursos humanos dotados de ciertos saberes expertos- se dio allí antes que en otras partes del mundo -sobre el “eurocentrismo” de la descripción del nacimiento del campo turístico volveré en otra entrada.

El término “turismo” proviene del francés, y es tomado del término “Grand Tour”, el viaje que los nobles europeos hacían a París y otras ciudades de Francia en el siglo XVII y XVIII. Con el tiempo, la palabra fue tomada desde el inglés, y transformada en tourism. Para mediados del siglo XIX, el turismo era una actividad reservada a las clases altas. Esta perspectiva elitista recién desaparecerá con la lenta introducción de derechos laborales en Europa, y la posibilidad de que los trabajadores de tomarse un descanso anual.

Para que el mercado del turismo masivo apareciera, hicieron falta una serie de importantes transformaciones:

  • La aparición de sistemas de transporte organizados, con horarios fijos, como el tren.
  • Nuevos métodos de organización del viaje, como agencias de viajes, paquetes integrados de transporte y alojamiento, cheques de viajero, guías de viajes, recursos humanos con conocimientos expertos, etc.
  • Condiciones laborales dignas, donde el trabajador tuviera derecho a un descanso anual y a una paga que le permitiera movilizarse
  • La formación de destinos turísticos sólidos, a los que había que dotar de infraestructura y de imaginarios que hicieran atractivo visitar ese lugar.

    El desafío de los primeros tiempos del turismo fue como movilizar un número importante de personas sin que éstas se dejaran de sentir cómodas. Fue un desafío enorme de logística, que fue resolviéndose entre 1880 y 1930. En algunos casos, esta formalización del viaje se hizo al estilo de la economía fordista: el punto central era alcanzar una economía de escala vía el ofrecimiento de servicios estandarizados de turismo. La gente se trasladaba en enormes números a una ciudad -en Argentina, por ejemplo, el destino tradicional era la playa- en donde los turistas recibían servicios notablemente similares, en horarios claramente establecidos y por lapsos de tiempo fijados. Era común que muchos turistas concurrieran todos los años a los mismos lugares. El momento de esplendor de este tipo de viajes por paquetes, o organizados por instituciones como sindicatos, se da tras la segunda guerra mundial y hasta 1980.

    En cierta medida, el turismo es un producto de condiciones sociales, históricas y políticas particulares. Los cambios en el mercado laboral, en las relaciones económicas y culturales entre las naciones -generalmente enmarcadas bajo el rótulo de globalización, y en las formas de traslado están impactando fuertemente en el mercado turístico. De algunas cosas ya hemos hablado aquí: los turistas ya no tienden a ir siempre a los mismos lugares; la división entre temporada alta y baja es cada vez más difusa; el afianzamiento de mercados turísticos extremadamente segmentados; tiempos de viaje muy cortos; entre otros temas.

    Bibliografía utilizada

    ?lvarez Sousa, Antonio (1994) “El tiempo libre y las vacaciones pagadas” en El ocio turístico en las sociedades industriales avanzadas. Barcelona, Bosch.

    Lash, Scott y John Urry (1998) Economías de signos y espacio. Sobre el capitalismo de la posorganización. Buenos Aires, Amorrortu.

    PD: este es la entrada número 200. No está mal para un blog que lleva sólo cuatro meses y medio de existencia.

  • Written by:

    3 Comments

    1. Enero 29

      Una presentacion de la historia del turismo muy interesante.

      Esa evolucion del turismo va muy cerca con la progresion de las libertades individuales y de la busqueda del placer (que llamamos en frances la socit du loisir).

    2. Jorge
      Enero 29

      Si, definitivamente el surgimiento del turismo se enlaza con el afianzamiento de los derechos laborales. Ahora que estos, desgraciadamente, estn comenzando a desaparecer, es obvio que el mercado turstico sufrir transformaciones.

    3. Jean-Franois
      Junio 16

      muy bien

    Comments are closed.