En un texto que comenté algunas semanas atrás, Zygmunt Bauman (2003) analiza varias figuras de la modernidad para poder articular tendencias históricas particulares. Y elige al peregrino, el paseante, el vagabundo, el turista y el jugador. Aunque es mi interés volver sobre la clasificación completa, en este posteo me interesa más referirme nuevamente a la caracterización que Bauman hace del turista.

Aún a riesgo de ser demasiado generalista -su artículo realmente lo es- Bauman señala que el turista puede constituirse como tal en tanto tiene un hogar, un lugar donde regresar. Sin “casa”, sin morada, no hay turismo. El autor señala que incluso el placer que se experimenta al viajar se debe en buena parte a la seguridad de saber que hay donde volver. En cierta medida, estoy de acuerdo con el argumento. Veo que ya tengo algo más para sumar a la reescritura de mi texto sobre los problemas causados en el campo de las ciencias sociales por la insistencia de usar la falsa dicotomía que opone “viaje” y “vida cotidiana”.

Pero por otro lado, Bauman señala que si bien la existencia de “casa” nos permite convertirnos en turistas, existe otro miedo: el no poder salir más de nuestra morada, el vernos confinados allí por nuestras obligaciones cotidianas. Este punto es realmente interesante. No suena raro si se tiene en cuenta que la mayor parte de las personas que emprenden largos viajes son aquellas que no tienen tantas obligaciones laborales, como pueden ser los jóvenes en edad universitaria o los jubilados. Este “miedo” procede casi por sentido común en muchas personas: llega un momento en el que hay que tomarse un respiro, huir de casa, descansar de las obligaciones cotidianas cambiando de paisaje. Como verán, aquí tampoco hay oposición entre “vida cotidiana” y “turismo”. Más bien hay una relación. Que los agentes insistan en oponer ambas categorías no es algo que el analista debiera asumir como propio.

Bibliografía

Bauman, Zygmunt (2003) “De peregrino a turista, o una breve historia de la identidad” en Stuart Hall y Paul Du Gay (comps.) Cuestiones de Identidad Cultural. Buenos Aires, Amorrortu.

Anuncios