Estaba por escribir algo sobre el maravilloso libro “Las ciudades invisibles” de Italo Calvino. El espíritu que me animaba era “aún no escribí nada sobre relatos de viajes y literatura, y me parece que ya es hora”. Pero antes se me ocurrió hacer un poco de “egosurfing” en Google y ver que aparecía en Google si buscaba por “blog de viajes”. Y me encontré que el blog Finisterrae hacía esta descripción de Blog de Viajes

“Esta blog personal presenta unas curiosas clasificaciones de los diferentes tipos de turistas, una de ellas realizada por los responsables de la tarjeta American Express. Además este blog recoge noticicias sobre tusimo y viajes en general y realiza pequeños homenajes a escritores de novelas de viajes o simplemente recomienda un libro o un relato sobre el tema” (no modifiqué en nada el contenido del posteo).

“Pero si no escribí nada sobre relatos aún”, me dije. Después pensé en la telepatía. Tiene sentido, pensé. Debería escribir sobre Calvino, entonces.

Por cierto, Finisterrae se puede hallar en esta página.

Anuncios