Hacia 1989, la tarjeta de crédito American Express realizó un estudio para establecer una clasificación de viajeros y turistas. La tipología propuesta es la siguiente.

* Aventureros. Se trata de turistas que buscan conocer nueva gente. El viaje es un componente fundamental en sus vidas.

* Preocupados. Este grupo no disfruta los viajes, sino que más bien los ve como fuentes de tensión permanente y preocupación. Por ello, tienden a moverse poco, y evitar los vuelos largos en avión.

* Soñadores. Son aquellos que fantasean con viajar a lugares “exóticos”, donde pueden romper su rutina cotidiana y experimentar contactos con personas de otros lugares. Tienden a valorar mucho los mapas y guías de viaje.

* Economizadores. El viaje no es más que una forma rutinaria de descanso, que no suma demasiado a sus vidas. Por lo tanto, no están dispuestos a gastar demasiado en ellos.

* Indulgentes. Se trata por lo general de viajeros de buena posición económica, dispuestos a gastar más con tal de tener buenas instalaciones a su disposición.

Bibliografía

Burns, Peter, An introduction to Tourism and Anthropology. Londres, Routledge, 1999.

Anuncios