España e Italia, los dos principales productores de aceite de oliva del mundo, están en presencia de una las peores cosechas en muchos años. Los dos países concentran dos tercios de la producción mundial, lo que llevará a uno de los stocks más bajos en mucho tiempo en producción de aceite de oliva. Más en Quartz (en inglés)

Leer la entrada completa