La polemica sobre el tren de alta velocidad entre Buenos Aires – Rosario

El diario argentino Ámbito Financiero dedicó ayer una nota muy interesante a uno de los proyectos más ambiciosos del gobierno argentino: el tren de alta velocidad entre Buenos Aires y Rosario. Como publicación especializada en economía, se concentra en dos temas: su costo y la viabilidad financiera a futuro.

Todo el proyecto costará unos tres mil millones de dólares. Es una inversión enorme para un país como Argentina, en donde los trenes que actualmente corren no están precisamente en el mejor estado. Desde ya, muchos cuestionan la necesidad de hacer semejante gasto en una obra de este tipo.

Por el lado de la viabilidad, la nota es bastante directa: considera que el proyecto no podrá sostenerse con sus ingresos. Habría que lograr que una gran cantidad de personas se trasladen en un tipo de transporte cuyas tarifas competirán más bien con los aviones antes que con los micros. Hay que tener en cuenta que pocos países en el mundo tienen trenes de alta velocidad, y que su viabilidad está atada a que puedan tener una importante cantidad de frecuencias diarias. ¿Habrá tanto movimiento entre Buenos Aires y Rosario como para justificar este gasto? La nota cita un estudio realizado por la empresa TBA, que en la actualidad se encarga del ramal Buenos Aires – Rosario, para instalar un tren que alcanzara una velocidad de 120 km por hora, con tres frecuencias diarios. Si se lograba captar la mitad de los pasajeros de micro, el trayecto seguiría siendo deficitario. A pesar de eso, se anunció hace pocos días que un servicio de ese tipo, con una frecuencia diaria, comenzará a correr entre Buenos Aires y Rosario en octubre. Seguramente habrá subsidios para sostenerlo.

Por lo general, los grandes proyectos en Argentina, que involucran mucho dinero, en Argentina son mirados con bastante sospecha; se los considera ante todo como una gran oportunidad para que los políticos obtengan buenos “retornos”. Pero en este caso habría que focalizarse en dos puntos que la nota de Ámbito señala bien: si vale la pena gastar tanto dinero, y si hay un verdadero estudio sobre la factibilidad económica del recorrido del tren de alta velocidad. Sería fantástico contar con un servicio de ese tipo en Argentina, pero no es razonable que demande subsidios que se necesitan, por ejemplo, en otros ámbitos de la red de transporte urbano y suburbano.

Por desgracia, la nota no está disponible en Internet, porque Ámbito cobra por el acceso a sus contenidos.

Puedes dejar tu comentario con sólo usar tu usuario en Facebook, Google+ o Disqus (tienes que estar autenticado a esos servicios para ver la opción de comentar). Si usas el formulario de Wordpress, te llegará un correo electrónico a la dirección que indicaste para certificar tu identidad y evitar el spam.

6 comentarios

  1. Jorge,

    tres o cuatro meses atrás despues de una discusión con un amigo, fanático el de los trenes, nos pusimos a hacer algunas cuentas para ver justamente la viabilidad

    Asumiendo una inversion de 1500 millones, y un retorno de la inversión de un 10% nos daba que unas 40.000 personas debían desplazarse por día (unos 30 servicios de ida y vuelta) pagando un pasaje de 300 a 400 pesos para que el mismo cerrara

    Hoy en día hay unos 200 servicios de colectivo diarios que han de transportar unas 40 a 50 personas en total a un costo de 30 a 40 pesos, tardando unas 3 hs y 1 vuelo diario a un costo de 300 a 400 pesos que llevará 150 pasajeros.

    La conclusión, estaria mucho mejor usar esa plata en hacer un servicio mas modesto (ej 120 km/h permanentes hasta Cordoba) y mejorar el servicio de trenes suburbano.

    Probablemente el tramo más rentable de larga distancia sea el de Mar del Plata y asi y todo no cierra para hacer un servicio siquiera decente.

    Malgasto, corrupcion, no lo se, incompetencia quiza.

    Saludos

  2. jorge says:

    Javier, son buenos datos. Muy probablemente, primero haya que mejorar otros aspectos de la infraestructura de transporte antes de pensar en semejantes proyectos.

  3. Tony says:

    Además, los cálculos de pasajeros potenciales que el nuevo sistema transportará rara vez tienen en cuenta los cambios que se producen en el mercado. Acaba de pasar en Brasil con el proyecto fantasioso de tren de alta velocidad São Paulo – Río. El estudio da por descontado que todos los pasajeros que ahora se desplazan entre las dos ciudades pasarán a utilizar el tren.

    Lo que ocurre es que el tren de alta velocidad es caro, muy caro. Cuando comienza a funcionar, las empresas de autobuses (y las aerolíneas) contratacan con precios agresivos, y se acaba produciendo un reajuste de pasajeros. Lo hemos visto en España con el Alta Velocidad Madrid-Barcelona. El trayecto entre Madrid y Zaragoza se hacía en unos trenes bastante decentes a precios razonables. Con la entrada en funcionamiento de la alta velocidad, desaparecieron los trenes de antes, y la única opción ahora es pagar el carísimo billete del AVE o ir en autobús. Como consecuencia, la demanda de transporte por carretera se ha disparado.

    En cualquier caso, como Jorge apuntaba, obras públicas de esa envergadura, sirven principalmente para engordar las cuentas bancarias de todos los niveles de la clase política local.

  4. Los trenes de alta velocidad en España sí son muy caros. No obstante en Francia tienen precios mucho más populares y un sistema de reservas que permite obtener tarifas bajas asequibles a todos los públicos. Hay que citar también que en Francia no existe alternativa por carretera, lo que convierte el ferrocarril en un servicio universal.

    Para el caso argentino creo que podría bastar con un ferrocarril convencional con velocidades de hasta 160 km/h, que es mucho más flexible y barato.

  5. diego says:

    son caros y muy obsoletos, pierden valor al llegar al pais..se que nuestros coches son mas confortables y ademas superiores en technologia.. aunque paresca una estupides el precio no es lo esencial, sino el producto..
    la ingenieria española no es capaz de proveer coches nuevos ni siquiera de sus propias fabricas… todos estos trenes son absolutamente absorbidos por las industrias orientales o alemanas..

    la argentina debe aprovechar la oportunidad para estudiar las technologias alejadas como la de siemens o las japonesas..
    yo lo veo como un avance technologico a gran escala…

  6. FERNANDO says:

    LAMENTABLEMENTE NO APARECEN ESE TIPO DE NOTAS EN LA TELE PARA QUE LO VEA TODO EL MUNDO, A PESAR DE QUE ME GUSTEN MUCHO LOS TRENES TRATO DE TENER LOS PIES EN LA TIERRA Y PIENSO QUE EL TREN BALA(LOS 2 QUE SE PROYECTAN) SON TAN SOLO UN CAPRICHO Y UNA MANERA DE QUE CIERTAS PERSONAS SE LLENEN LOS BOLSILLOS, PORQUE EN VEZ DE PROYECTAR UN TREN BALA NO SE TERMINA DE ELECTRIFICAR EL ROCA, O SE ELECTRIFICA EL SAN MARTIN? PARA QUE UN TREN BALA SI CON TENER VIAS EN BUEN ESTADO ALGUNAS DE LAS LOCOMOTORAS QUE TENEMOS PODRIAN IR A 120 KMPH TRANQUILAMENTE? CREO YO QUE PRIMERO HAY QUE INVERTIR EN OTRAS COSAS ANTES DE PENSAR EN “EL TREN BALA”.

Los comentarios están cerrados.

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...